Súper Banderola

Normalmente, cuando leo a Pedro Salinas siento que estoy leyendo a un periodista inteligente, directo i brillante. Pero en su columna de hoy lo único que ha hecho es dedicarse a colgarse del cerquillo emo del candidato más farandulero que hasta ahora tiene delante el electorado. Ha alabado a Bayly como nadie más lo ha hecho hasta ahora. Le ha dicho que es el Enríquez-Ominami del Perú, que la gente no debería subestimarlo [cosa que es hasta cierto punto verdad], pero yo creía también que un periodista como Pedro Salinas sería más crítico, más analítico, más objetivo; creía que no se iba a lanzar con todo a decir: Bayly corazón. Aunque también en su columna intenta irse un poco de ese concepto con un: “¿por qué no?”, pero es sólo una frase que está rodeada de otras que la opacan, la dejan chiquita i que maltratan su imagen, no por apoyar a Baly, sino por hacerlo de una manera bastante ayayera, a decir verdad. :S Aquí la columna de Pedro Salinas [El ojo de Mordor] publicada en Perú 21, hoy, domingo 24 de enero del 2010.

Presidente Bayly:

Por Pedro Salinas

Ya lo dije acá. Votaré por él. Se postule o no. Prefiero que lo haga, claro. Pero aun si no lo hace, igual estamparé en mi cédula electoral, como firma de notario, mi voto por Jaime Bayly, el posible Enríquez-Ominami de 2011, nuestro outsider con cerquillo de emo y, quién sabe (en el Perú pasan cosas tan sorprendentes e increíbles), nuestro próximo jefe de Estado. Sí, señor. Así como lo leen. Se los digo para que se vayan haciendo a la idea.

Por lo pronto, ya es sintomático cómo le atacan sus eventuales adversarios y rivales políticos. Castañeda, ‘El Mudo’, rompió su eterno silencio para ningunearlo, para fulanearlo, para bufonearlo. El Apra, a través de su alfil y caporegime más eficaz, le ha llamado “improvisado” e “ilusorio”. El nacionalismo, en boca del más articulado de dicho conglomerado velasquista, le ha dicho a la dupla Bayly-Barba Caballero: Pili y Mili. Lourdes Flores, nuestra campeona en perder elecciones, también se ha reído de las aspiraciones del Francotirador. Y otros, en periódicos y medios electrónicos, consideran que su postulación no debería tomarse en serio, que no tiene ideas, que lo suyo no es sino un disfuerzo marquetero para subir su rating, que todo esto de la candidatura solo es parte de un circo farandulero, que es una broma de mal gusto, una estupidez, una ocurrencia, que es una joda que dejará el conductor de televisión apenas caiga su sintonía.

Mmm. No lo veo así, la verdad. Creo que aquella idea que empezó como un “¿y por qué no?”, que se inició como una consideración inocente, ha venido siendo digerida de a pocos, sin prisa, como si fuese un bolo alimenticio y, luego, ha sido gatillada por una encuesta que, de propina y de súbito, le ha otorgado un tempranero tres por ciento, que no es moco de pavo para alguien que, a un año y poco más de las elecciones, se plantea el dilema de participar en estas farragosas lides. Y, como para precipitar las cosas, se produce el ofrecimiento incondicional de un partido ya inscrito en el JNE, con nombre sugerente y ad hoc para el candidato-escritor (Cambio Radical), lo que ha permitido que los astros vayan alineándose para que su aspiración empiece a cuajarse y a tomarse en su justa dimensión.

La circunstancial postulación de Bayly me parece, además, positiva para un país en el que hace rato colapsó su sistema político, con partidos que apenas llegan a ser membretes, con cuadros desconectados de la realidad, quienes entienden la captura del poder como una mera plataforma para servirse de él, donde la democracia ha sido secuestrada por un racimo de inimputables y buenosparanada. Y, si me apuran, en mi pequeña opinión, una candidatura díscola y rupturista como la de Bayly, si no logra derrocar a la actual y nefasta clase política, por lo menos hará que se estremezca. Las embestidas prematuras de esta contra un Bayly que, dicho sea de paso, todavía no es un aspirante formal, son un presagio del escozor que podría dejar en la epidermis de quienes ven al Estado como una colosal agencia de empleos.

Por lo demás, quienes le subestiman son incapaces de percibir que su puñado de ideas sobre educación, exclusión y temas de salud, tiene más consistencia y solidez que la de cualquiera de sus ocasionales rivales. Y respecto de su supuesta frivolidad, hace poco le dijo a la periodista Milagros Leiva, con el empaque del chino que se puso delante de un tanque en Tiananmen: “Hay momentos para bromear y otros para tomarse las cosas en serio. Ser candidato es un asunto serio”.

En fin. No sé usted, pero en lo que a mí concierne, como ciudadano peruano, harto y asqueado de lo que tenemos en la vidriera, estoy dispuesto a votar por un candidato outsider (un outsider conocido, si cabe) que zarandee el bote de la clase política, que flagele de un correazo en el poto a todos esos personajes que se han apernado y atornillado e institucionalizado en la vida política exhibiendo sin rubor su más perfecta inanidad, que revuelque a los susodichos con ideas libertarias y rebeldes, con un estilo franco y directo, con autenticidad, inteligencia, decencia y, por supuesto, mucho, mucho humor.

Anuncios

3 comentarios en “Súper Banderola

  1. Estimado Charlie,

    Gracias por tus comentarios. La columna, si no se entendió, no pretendió ser ayayera, ni pasamanos, ni soboncita. Solamente que, ante el cargamontón contra la eventual candidatura de Bayly, quería decirle algo al resto de candidatos, que a mí, en lo personal, no me gustan un ápice. Así las cosas, la candidatura posible de Bayly aparece con inusual expectativa. Hoy, por ejemplo, según una encuesta de CPI, está en 8 por ciento en Lima. No está mal, ¿no?

    1. Aunque no haya sido ese el ánimo de la columna, se sintió un poquito. Es cierto que Bayly ha sido subestimado, eso no lo niego, pero bien podría haber sido algo menor. Sé que no soy quién para decirle a usted cómo escribir [figúrese tal barbaridad], sólo dije que su columna fue casi como lo que hizo Barba en la “entrevista-ofrecimiento de partido” o como la gran banderola que no sé si apoyaba a Bayly o a un outsider que de veras se llama Bayle.
      Bueno, gracias por el comentario i por leer este blog que nació por aburrimiento.
      Ahora podré decir: Oye, alucina que Pedro Salinas comentó mi blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s