Carta de Charlie Simons, el original, el único, el inigualable, dirigida a su cariñosa i muy querida musa casi inalcanzable, pero palpable al menos.

Querida:
El éxtasis poético, la catarsis, el deleite total. ¿Usted me conoce a mí? Creo que usted no ha tenido el placer, pero no se preocupe, no lo tendrá. Ya lo dicen quienes a usted la rodean: Yo soy un peligro.
Pero dígame, bellísima, ¿qué derecho les permite decirme loco? Loco es el del parque de acá al frente que duerme en una caja, loco es el que anda calato en la Panamericana a la altura de El Andén. Yo no estoy loco, yo estoy desquiciado nada más.
Ya si le buscamos el motivo a esa desquiciada actitud hay varias respuestas (que no me dieron leche de chiquito, sino uña de gato). Pero la que a mí me importa es que yo estoy enamorado, pues, chiquilla, de una chiquilla no tan chica. O sea, para no ir desviándome, de usted. Que chica no es, no me va a venir con que su altura permite que así sea llamada, habrase visto.
Le decía entonces que mi mal llamada locura no es eso, sino éxtasis i deleite. Producidos obviamente porque yo estoy enamorado de usted. Ahora dígame, ¿usted cree que estoy loco? Porque si dice que sí está equivocada i también, de muchas maneras, en lo cierto.
Dejando aparte mi locura, mi deseadísima, le tengo una pregunta más. ¿Dónde la encuentro? Cada vez me parece más imaginario todo lo que usted representa, todo lo que usted es para mí. Ni sus fotos me trasladan a su lado ya. Ando delirando. A mi mamá le digo que de almuerzo la quiero a usted. Luego se preguntan por qué le dicen a uno loco. Usted me trae así, pero déjeme que le diga algo, como añadido también, pero siempre con su cariño incluido, por supuesto: ¿Estaría dispuesta a enloquecer conmigo? A desquiciarse un poquito. Ya si me dice que sí está anotando puntos conmigo que me hago el difícil con todas i cada una de las acosadoras que tengo, hombre, que no son pocas las desquiciadas, ¡locas!, ¡déjenme en paz!
Yo ya le planteé la pregunta, la cuestión que me anda dando vueltas. El éxtasis está ahí, pero como que le falta usted para que sea completo, pues. ¿Dónde la encuentro?
Con cariño,
Su amado,
Charlie.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s