de nostalgia y otras cosas

Por si decido cambiar la imagen de cabecera

Esa imagen que ustedes pueden ver como cabecera de mi blog proviene de una foto tomada en mi época de colegial, aproximadamente en noviembre del 2007.

Han pasado casi tres años desde ese día, desde el momento en el que todos dibujábamos en la pizarra y alguien aceptó tomarnos una foto.

Era noviembre y sin embargo yo era el nuevo en el colegio (en Perú el colegio se empieza en marzo). A ellos apenas los conocía y ya sabía que serían mis amigos, mis aliados, mi nueva e informal familia. Con sus peleas incluidas, claro.

En la foto se comete la falta de no incluir al quinto integrante de los chicos que estaban en mi clase: James Balceda Velásquez, quien durante un tiempo escribió poemas junto a mí.

Los que sí aparecen en la foto son, de izquierda a derecha:

Pachito. Juerguero profesional, hincha acérrimo del Alianza Lima, aspirante a ingeniero, loco total, pero, sobre todo, mi amigo leal, carajo. Tocayo mío, hinchas ambos del mismo equipo, era imposible que no resultásemos siendo mejores amigos. Y lo fuimos y creo que gracias a las diversas situaciones que hemos pasado juntos lo seguiremos siendo.

Al segundo personaje lo dejaremos pasar por ahora para hablar de él a fondo en la parte final.

Luego sigo yo: más joven, más bajito (como unos seis centímetros), sin acné, con mi primer par de lentes, con una chompa que tuve que dejar en Perú por el exceso de peso que traía en la maleta y con mi única camisa. Un yo más confundido, más perdido, más agresivo, más excesivo. El yo del 2007 pudo ser más inmaduro, pero se le extraña a veces muchas veces.

Al final de la fila, como poniéndole punto final a las cosas, se exhibe con ambas manos alzadas y en señal de algún ataque de artes marciales o de nervios: Javier, Javicho para los amigos. O Shipibo si le tienes confianzas. Alguna vez Pachito lo definió como el hermano que nunca tuvo. Yo creo que es una buena definición. Exacta. Todos adoptamos a Javicho en nuestra vida cotidiana. Que se quedara toda la tarde en la casa de alguno de nosotros no le resultaba extraño a nadie, que almorzara en casa de alguno no tenía nada de sorprendente y si se quedaba a dormir era cosa de cualquier día, hombre.

Al igual que Pachito, Javicho entendió que yo era el sensible, el lógico, el callado, el observador y que sin ellos me caería, y me caería de muy mala manera.

Al ver esa foto pienso en cómo se les extraña a todos así, juntos y pasándola bien.

Ah, claro, faltaba hablar de la segunda persona en la foto, del que está a mi derecha y con la capucha puesta. Pues bien, se los presento, se llama César y fue, en algún momento mi amigo. Sí, he dicho que él fue mi amigo, pero también llegó a ser mi hermano. La pregunta es ¿puede dejar de ser mi hermano? Tal vez sí si lo ponemos de la siguiente manera: Hay familias que tienen peleas, que tienen broncas enormes y se separan y nunca más se ven, hermanos que cuando se logran ver en alguna reunión arman un escándalo y terminan aún más ofendidos. Creo que ese tipo de hermanos somos, ahora, César y yo. Sin llegar al extremo de las peleas, que en eso yo no soy hábil y a él, seguramente, le da pereza. ¿Por qué peleamos? Por lo que, en la mayoría de casos, separa a un hombre de su mejor amigo: una mujer.

Dios, qué buenos tiempos aquellos.

Anuncios

7 comentarios en “de nostalgia y otras cosas

    1. Pachito es un personaje que no se gastará en una vida.
      Y si es mi hermano, entonces es tu primo.

      Si simpatizas con Alianza, entonces estás OK y eres inteligente por apoyar al equipo que está invicto en la Libertadores (aunque de seguro no sabes lo que es la Libertadores)

      Hablamos. Gracias por comentar.
      Recuerda: Se viene el post: Esquizo (I)

      1. Orden de prioridad::
        1.Tienes razon no se que es la libertadores y tu sabes muy bien que no
        se nada de futbol ni creo que sepa algo algun dia…
        2.Pachito es mi primo chuma…bueno es aceptable…
        3.Lloraste viendo distrito 9…??Si la vi,estuvo muy buena me gusto,cada vez que veo una pela me creo el protagonista y vivo la pelicula…y por lo mismo esta no fue la excepcion…no llore pero la vivi demasiado…
        me converti en un “langostino” durante una semana…xD
        4.Y no me agradescas los comentarios tu harias lo mismo no???
        no no creo,asi que sigue agradeciendo jeje

  1. Bueno Charlie esto pasa en las mejores familias, las peleas entre hermanos, de sangre o no. Lástima que todos salen perdiendo.
    En Perú eché de menos mi casa.
    Me gusta la foto, siempre quise ir a Australia 😆
    Salut

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s