Paréntesis: Hablemos claro

Le voy a responder el comentario a SirPoeta con otro post, ya que él mismo me ha pedido mediante un mail que no deje de escribir. Okay, te hago caso, acá estoy, listo para explicarte por qué no escribiré durante un buen tiempo.

¿Nostalgia? Sí, tal vez la nostalgia me ha invadido y me ha deprimido, pero ya quisiera yo que me pase eso para poder sacármelo de encima con un buen grupo de relatos, de crónicas sacadas del estómago o, mejor dicho, escritas con el estómago en la mano. La respuesta es que simplemente necesito un respiro, una dosis de calma, de tranquilidad, por lo menos por unas semanas. Luego, si quieres, sigo con lo demás, con los dos blogs, con el Twitter, con el Facebook, con los escritos que nunca publicaré en el internet, con todo, pero después.

Por ahora una pausa es necesaria.

La culpa la tienen, como usted entenderá, mi viaje, mi llegada,mi adaptación a este ambiente solitario y mis ganas de fugar, de correr, de apagar un momento mi pausada y desagradable vida por un instante. La tienen también el APRA (y el tío George o Georgie boy), Kouri (y el candidato de la corrupción), Crousillat (y la Crousirrata), Aurelio Pastor (y el pastor de Aurelio), las elecciones, el grupo El Comercio, los humalistas, el Calentamiento Global, Bayly (y Bayle), Ortiz (Beto y Humberto), Rosa María, Barba Caballero (y la geisha en la que se transforma a veces), Fujimori (y todo su clan), Montesinos (y la mierda que dejó), Alan García (y sus tetas y sus placeres de compartir terremotos), Bachelet (y su cara de ‘yo no hago nada’), Obama (y de la primera promesa que ha cumplido en su gobierno), Zapatero (y la subida de impuestos a pesar de que no hay respuestas a la crisis), ETA (y sus ¿ideales?), los pro-senderistas que se hacen llamar de izquierda, Pedro Salinas… Usted entiende, ¿verdad?

Simplemente descansaré y volveré con energía (y con fotos).

Por ahora este es mi último post. Si no vuelvo para la primera semana de abril, entonces sabrán que no lo logré, que me rendí, que para ese momento estaré debajo de algún puente con mi hilarante forma de darle vida a otras personalidades deformada y pidiéndole a todo mundo que sea mi Chita. O que tal vez lo logré y que por eso no escribo. No lo sé. Pero ya, ahora, me voy.

Anuncios

3 comentarios en “Paréntesis: Hablemos claro

  1. Bueno, me someto a la paciencia y acá te espero, firme al pie del cañon para saber si lo lograste o no… o para no saber.
    Buena suerte y más que suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s