día marrón

Hay una araña que me saluda en las mañanas. No la mataré. Sabe los secretos que encierro en mi habitación.

Tengo 200 seguidores en Twitter. A ninguno en realidad le interesa mi opinión, a muy pocos las cosas que escribo.

Miro el techo y lo veo blanco, me jode que crean que lo blanco es puro. Mi techo no es puro, es calato y calato se ve feo. Quisiera pintar mi techo.

Hoy el cielo no estuvo ni gris ni celeste. Estuvo marrón. Cuando está gris me siento triste o tal vez me encarcela la nostalgia. Cuando está celeste se muy lindo y me siento libre. Cuando estuvo marrón me sentí una mierda.

Camino por la calle. Me dan ganas de correr. Huir.

Papá me dice que haga una llamada por teléfono. Me distraigo fácil. Esta vida no es mía.

Llego al parque más grande y veo lo verde, luego el cielo marrón y luego me mira la muerte.

Los círculos se cierran así. Los ciclos terminan así.

Los perros me huelen las zapatillas, huelen la vida y luego el asfalto.

Luego cierro los ojos. Respiro. Sí, este corazón se está muriendo.

Anuncios

6 comentarios en “día marrón

  1. Preciosa narración, Charlie. Insisto en que aunque digas que hace que se vea cursi se hace necesario afirmar que me gusta lo que escribes. Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s