random

Tengo frío y es domingo.

Tengo frío en este sucio domingo de primavera. ¿Quién se cree que es primavera cuando, de pronto, entrada la tarde, comienza a granizar como si fuera el fin del mundo; como si Dios, en un arrebato de cordura, enviase sus plagas para terminar con todo?

Este mundo está podrido y este domingo lo confirma, con su sol tan muerto y su aire tan sucio. Gente gris y monótona; gente impasiva y conformista; gente inmoral que consiente matanzas, crímenes y prostitución. Ed tenía razón y esto, todo, es una broma. Ed lo vio venir y no tuvo reparo en usar el arma de su padre, un militar en retiro, para abrirse la tapa del cráneo y con ello abrirse también una puerta de salida.

Somos esclavos de nuestra propia muerte. La vida constituye para nosotros la efímera ilusión de libertar, a pesar de que intentamos escapar constantemente.

Ed tenía razón y esto, todo, es una jodida broma. Ed eligió escapar por la puerta de atrás, mientras que, ahora, yo he decidido hacerlo por la puerta delantera.

Mañana, el Presidente de la Nación Más Poderosa del Mundo, visitará un grupo de hospitales acompañado por el Presidente de este país, mi país. Es un supuesto gesto de reconciliación. Seguramente, la explosión de las cargas que me encargué de colocar en uno de aquellos hospitales hará que la reconciliación sea difícil con ambos líderes muertos. Una guerra se desatará -es seguro- y todo será caos entre aliados de un bando y aliados del otro. Una guerra se desatará -es un hecho- y los jóvenes serán enviados a morir. Una guerra se desatará -es seguro-; lo he estudiado con Dan, quien con su gorro de aluminio, no pudo haberlo visto más claro.

No pasaremos a la Historia, porque este será el Fin de la Historia. No seremos considerados héroes por esta gente pérfida que no se merece el mundo, ni por los desgraciados a los que salvaremos de una vida sin futuro. No construirán monumentos en nuestro honor. No morirán inocentes porque todos aquí somos culpables. Nosotros somos los iluminados del grupo. Y sabemos cuál es la salida.

Dios, qué sucio domingo y qué lunes tan vivo y esperanzador se dibuja ya en el horizonte. No hay nada más vivo que la muerte. ¡No hay mayor mentira que la primavera! ¡¿Quién cae en la mentira de la primavera?! ¡¿Quién se la cree alguna vez?!

Tengo frío y es domingo; mañana vivo por primera vez.

Anuncios

Un comentario en “random

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s