algo nuevo

De mi ventana, que es nueva, se oye el canto de las aves del gran parque del distrito, tan verde como extenso y con árboles tan verdes como frondosos. De mi nueva ventana adquirida recién hace dos días -ya obsoletos y perdidos- se puede oír hasta cómo nace la mañana con su señal más clara en el menguar del viento y en el despertar de los pájaros. Se puede ver el cielo azul aragonés, en estos meses despejado, claro, limpio que lo cubre todo como una manta suave y fresca.

Y así de fresca la manta sobre mi cuerpo, también, cuando observo desde mi cama la ventana nueva.

De mi ventana, que es nueva, se siente la brisa y se observa al día envejecer mientras uno, que bebe una taza de té, desliza el bolígrafo sobre el papel  haciendo trazos, uno tras otro, que son letras y nada, que es poesía y nada. En mi ventana nueva vienen a parar los pájaros y, luego, el gato del vecino, que trepa hasta aquí el muy travieso, los ahuyenta. Esta ventana es mi ventana nueva, ventana de mis días, aires, mi luz, mi luna.

Y así de fresca las manos de ella cuando me acaricia el cuerpo y recibimos juntos la brisa desde mi cama, la brisa que viene desde la ventana nueva.

 

Anuncios

Un comentario en “algo nuevo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s