Tal vez deba hablar.

Quiero escribirte y no sé por dónde empezar…

 Escribirte en medio de delirios; hundido en mis fiebres nocturnas, susurrando tu nombre en cada pestañeo. Como si rogara el perdón.

Si supieras que con un movimiento me pones al borde del estigia y con otro me haces señor del Olimpo.

 Escribirte lleno de melancolía, con esa nostalgia que me brota por los ojos. Nostalgia que se opaca a la luz de tu mirada. Mirada que tanto me gusta mirar.

Quiero escribirte días enteros. Desde el nacer de la más tenue luz hasta el asesinato de esta a manos de la fría oscuridad. Entregado a la labor mejor remunerada, y aunque nunca haya cobrado, sentirme el hombre más rico del mundo.

Si te dijeran que cada mirada al cielo es un verso rezado que te dedico mi amada.

Quiero escribirte como nunca lo he hecho. Aunque por momentos me olvide que sé escribir. Escribirte, provocando tu regreso a la carta y esta una vez releída que no pierda su encanto. Que al pasar del tiempo, cada mirada puesta en ella sea un sentimiento nuevo,  encontrando un placer oculto en cada reglón.

[Que el tiempo la embellezca como tú, querida.]

Quiero escribirte y no sé por dónde empezar. Tal vez deba describirte maniáticamente con toques románticos, describiendo cada lunar como el inicio del pecado, cada curva como un salto excitante al vacio y cada lado oscuro como refugio a mi lado más frío.

O tal vez deba desnudar tu personalidad bajo mi vista acosadora que, sin maldad, te inspecciona minuciosamente buscándote error.

Quiero escribirte y no sé por dónde empezar… Image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s