de algo que no ha vuelto a ser

Era precisamente con los poemas de Vallejo,
el olor a cigarrillo, los libros viejos,
los cuentos de Ribeyro y la ciudad.

Era precisamente entonces, con la hora azul
y los cielos grises de mi ciudad sin nombre.

Where it’s
always foggy
but it never
seems
to rain.

Y eran los recuerdos alrededor de la brisa
(la humedad en los huesos).
El peso enorme del futuro, eso era.
El cabello largo y la rebeldía,
lo impreciso y azaroso

del amor y otras historias.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s