Si es, ¿Quién es?

Carta sin nombre llegó.
Pero el aroma de esta,
a cierta mujer delató.

¿Por qué ocultarse?
No te escondiste cuando te buscaba,
ni huías cuando te aprisionaba.

¿Oculta en líneas marcadas estará tu identidad?
Entre manchas de tinta, ¿se dibujará tu rostro?
Y ¿Cómo sabré si has disfrazado tu mano?

Pero, ¿Quién sabe tu nombre?
¿Serás aquella que me susurraba en el silencio
O la que en silencio quedó?

En realidad, ¿Quién sabrá tu nombre?
¿Acaso no seras la misma de aquellas vigilias eternas
o capaz la de eternas vigilias?

Y si tu nombre apareciera
¿Me recordarías felices días,
con aroma a incienso y toques de inocencia?
¿O a la mente subirán recuerdos fluctuantes,
de noches jadeantes?

¿No serás Doncella?
Tal vez no eres más que una ilusión de Doncella.
O quizás la ilusión de una ilusión de Doncella.

¿Y si eres Poesía?
Oh! si eres Poesía…

Pero dime, ¿Quien sabe tu nombre, te conoce?
Pues si así es, dime ¿Quién sabe tu nombre?
Y si en tu gracia caigo, que alguien me diga mi nombre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s