Carta perdida

Querida Joscelyn:

Me hallo aquí, en brazos de la oscuridad. La noche siempre me ha encantado incluso fascinado.  La noche siempre cómplice de actos desesperados, de todo y de todos. Pero lo que más me atrae de esta, es el silencio. Aquel que te permite divagar con tu imaginación, volar por los aires y aunque el sueño dure poco, ahí está. Dulce, como suelen recordar la noche los jóvenes amantes. Y en el gusto, viene mi dolor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s